domingo, 31 de enero de 2016

Real Sociedad 2 - Betis 1 (22ª jornada de Liga de Primera División)

REAL SOCIEDAD (2): Rulli; Elustondo (Zaldúa, m. 46), Mikel González, Íñigo Martínez, Héctor; Illarramendi; Carlos Vela, Rubén Pardo (Bruma, m. 74), Xabi Prieto, Oyarzábal (Markel Bergara, m. 56); y Jonathas.
Real Betis (1): Adán; Molinero (Joaquín, m. 46), Pezzella, Bruno, Varela (Dani Ceballos, m. 71); Petros, N'Diaye; Cejudo, Fabián (Van Wolfswinkel, m. 46), Portillo; y Rubén Castro.
Goles: 1-0, m. 17: Xabi Prieto. 2-0, m. 33: Íñigo Martínez. 2-1, m. 50: Rubén Castro.
Árbitro: Prieto Iglesias, navarro. ostensiblemente casero. Amarillas para Molinero, Rubén Pardo, Joaquín y Portillo. 

Decepcionó ayer Juan Merino en el que probablemente era el partido decisivo para decidir su continuidad como entrenador del Betis. Su espantoso planteamiento del primer tiempo derrotó a su equipo pese a la sustancial mejora lograda al corregir sus defectos en el descanso.

Primera parte
Y es que Merino recordó al peor Mel de esta temporada en su diseño del equipo de la primera parte: mala alineación, mala distribución en el campo, plan de juego (si había tal) incoherente con el equipo en cancha, e incluso –este aspecto Mel sí lo cuidaba  fomento de las virtudes del rival.

Como es esperable en un entrenador de la escuela Barça la Real de Eusebio se distribuyó muy bien para atacar desde un armónico 4-3-3, en el que Illarramendi es mediocentro próximo a los centrales, tanto en fase ofensiva como en defensiva. En esta se organiza el habitual 4-1-4-1, siempre con Prieto y Pardo como interiores claramente por delante del pivote. La Real trata bien el balón y trata de presionar arriba tras pérdida: todo muy à la Barça.

Merino colocaba enfrente una alineación que adolecía, una vez más, de la ausencia de un segundo delantero que fijara a la defensa rival, bajara balones largos y, sobre todo, diera cierta presencia en el área a uno de los equipos menos goleadores de toda Europa. Pero además la aparición de Portillo como reemplazo de Kadir auguraba un atasco por exceso de circulación en la zona de interiores (Petros, Fabián, Portillo, a veces el propio Cejudo) y falta de hombres que pidieran el balón en largo, sobre todo a la espalda de la defensa rival: incluso Rubén Castro acabó pidiéndola cortita y al pie.

Primera parte: metido muy atrás, el Betis se monta un monumental atasco
en el interior derecho y es víctima fácil de la presión realista

Si al menos esta (mal distribuida) alineación hubiese jugado la baza de la posesión, para fomentar las virtudes propias –el toque corto, aunque fuese demasiado corto– y de paso obligar a la Real a jugar a contraestilo, el Betis habría tenido opciones. Sin embargo, como ya ocurriera en el pasado reciente, el equipo metió su 4-4-2 defensivo muy cerca de su portería, sin presionar jamás la salida de balón realista. Recuperaba la pelota muy atrás y era incapaz, por la naturaleza de sus jugadores, de sacar un solo contragolpe decente. Con la defensa muy arriba (pues había muy poca amenaza al espacio tras ella), la Real presionaba bien al racimo de interiores béticos, demasiado juntos y volcados hacia el sector derecho; sin embargo, el extremo izquierdo bético era un desierto: el Betis repartió sus ataques en esta primera parte en 20%/16%/64% (izquierda, centro, derecha). Las pocas veces que el Betis salia de la presión estaba aún lejísimos de la puerta rival y sin un solo jugador capaz de intentar ganar un desmarque en largo a la defensa. El resultado fue un justo 2-0 al descanso.

Segunda parte
Merino soluciona en el descanso todos los defectos del equipo: retrasa a Cejudo para meter un verdadero extremo derecho, Joaquín; introduce un delantero grande arriba, Ricky, que recibirá de espaldas, amenazará la de la defensa rival, pisará área y además equilibrará el juego (47%/26%/28%) junto a Rubén al caer por turnos al extremo izquierdo; y sobre todo, ya sin nada que perder, cambia el modo de juego lanzando al equipo a la presión alta. Ya bien distribuido en ataque y defensa, el Betis marca muy pronto.


 Segunda mitad: el equipo racionalmente situado en defensa (verde)
y ataque (blanco) que llevamos pidiendo toda la temporada

La Real tiene algún opción de ampliar el marcador, pero sobre todo es el Betis quien puede empatar, aunque el paso de los minutos le haga perder fuelle. Cerca del final Ceballos entra en los terrenos de Portillo, que es retrasado a lateral izquierdo.
 
Jugador por jugador
Adán: Buen partido. Estuvo a punto de parar el primer gol, un balón casi imposible.
Molinero: Cumplidor en defensa.
Pezzella: Cerró su zona sin problemas, aunque demasiado metido atrás. Sigue maltratando el balón.
Bruno: Junto a su compañero sostuvo al equipo ante el acoso de la primera parte, aunque debió adelantar más la línea.
Varela: Mal. Rebasado físicamente y poco fino técnicamente. Álex sigue en Elche.
Cejudo: No supo salir del enredo de piernas que fue su banda en el primer tiempo. Bien como lateral.
Petros: Flojo partido. Abusó de la conducción.
N'Diaye: De lo poquito salvable. La Real llegó más por las bandas que por su zona.
Portillo: Metido por dentro, o sea, en el mismo barullo que el resto del centro del campo, nunca encontró socios a los que jugar por delante, así que se dedicó con pertinacia a lo suyo: darla para atrás.
Fabián: Nunca encontró salida ni, otro más, nadie a quien dársela por delante.
Rubén: Sus venidas a la mediapunta de la primera parte ayudaron poco. En la segunda, ya con un socio, mejoró mucho.

Van Wolfswinkel: Buen partido, que incluyó una muy buena asistencia a Rubén. Es realmente inexplicable que el Betis vaya a fichar a un delantero centro de rendimiento incierto sin haber dado a este siquiera tres partidos seguidos.
Joaquín: Tal vez esté sólo para media hora, pero hace mucha falta.
Ceballos: Su semipenalti de cada semana, que algo es, y poco más.

Merino: Rectificar y reconocer los errores propios es de sabios, pero su competencia en las sutilezas tácticas, nunca demostrada, ha quedado más que nunca en entredicho, y eso le puede costar su merecida oportunidad.

Los comentarios son siempre bienvenidos. En Twitter, @juanramonlara7

20 comentarios:

  1. Ayyyyy... si se pita el penalty....

    Que distinta sería ahora la pelicula... se hablaría de un entrenador de recursos que terminó el partido en un 2-5-3..

    La suerte no acompaña y ya salen los agoreros... que si Maciá.. que si Merino.. que si fichajes...

    Ayyy si se pita ese penalty que calladitos estarían mucjos de esos "beticos" que solo salen para hablar de los males del Betis...

    Que afición mas abonada al sufrimiento

    ResponderEliminar
  2. Hombre, si se pita el panelty habríamos empatado ante una Real que anda bastante floja. Tampoco sería para montar una kermés. Intentemos ser equilibrados: primera parte mala, segunda buena pero insuficiente... aunque suficiente para consolidar mis sospechas tácticas sobre Merino, que me parece un poco básico en colocación del equipo.

    Saludos
    JR

    ResponderEliminar
  3. A mi lo de Ricky me tiene loco, ni una puñetera oportunidad y la mitad de los beticos diciendo lo malo que es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Acabo de leer que lo de Damião se ha parado, y no sé si alegrarme.
      JR

      Eliminar
  4. De acuerdo en líneas generales con tu crónica, JR pero permíteme una pequeña "observación".
    Aprecio que te has subido al carro de los que despotrican de ceballos. Ya se habla de venderlo cuanto antes. Yo estoy totalmente de acuerdo contigo también en esto. incluso abogo por reglarlo a quien sea. Ceballos es el cáncer del betis. Si nos desprendemos de él y conseguimos quedarnos con Xavi Torres, Cejudo, Portillo, cosa que me temo que va ser muy difícil porque están muy solicitados, seguro que nos salvamos con la gorra.
    Esta situación me recuerda a cuando vendimos a Beñat. gracias a su salida el equipo mejoró una barbaridad.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que no son casos comparables, al menos contractualmente. A Beñat se le vendió porque su situación fue tratada torpemente y le quedaba un año de contrato. Con Ceballos se ha sabido salvar ese escollo. Yo dije que se le vendiera antes de leérselo a nadie por la sencilla razón de quer creo que (al menos si sigue aquí) va a ser menos jugador de lo que parece. De hecho no juega regularmente ni con Merino ni con Mel, da problemas y, lo más grave, no aprende. Preferiría, obviamente, que progresara como prometía, pero cada vez veo esto menos probable. Por cierto, esperemos que la verdad de su cláusula sea la publicada, no la rumoreada.

    Saludos
    JR

    ResponderEliminar
  6. Alex Martinez por cierto, como cada vez que inexplicablemente sale cedido, titularísimo en Elche, lo ha jugado todo por ahora. Varela, por su físico va muy justo para primera y puede ser un parche si no se encuentra nada mejor pero no titular y Vargas esta gordo, yo no se aqui quien decide las cosas pero que trageran al sudamericano teniendo un portento como Alex es inentendible. Ahora parece encima q se nos escapan Abeledo y Jose Carlos. La gestión de la cantera es penosa. Parece mentira que se convoque a Van der Vaart o que en la primera vuelta haya jugado Figueras pudiendo contar con los chavales del filial que para algo está. Carlos García se va y Xabi Torres aquí sigue, en fin, nos queda muchísimo por aprender de equipos como la Real. Ojalá algún día volvamos a ver un betis con 8-9 merinos matandose en el campo y 2 o 3 talentos que marquen la diferencia que si la cantera no los da pues habrá que traerlos de fuera. Hay que fichar pocos y muy buenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verano dijimos que la decisión sobre Álex sólo se justificaba desde un punto de vista médico; si fue así, erraron en el pronóstico, afortunadamente. Es sin duda mucho mejor que Varela (como dices, muy limitado físicamente: canijo pero lento), y seguramente hoy también que Vargas. En los primeros partidos de Velázquez (hace año y pico, ojo) fue, directamente, el mejor del equipo.

      Efectivamente, fichar sólo tiene sentido (salvo que alguien cobre comisiones, claro) en caso de mejora SEGURA de lo que hay. Zidanes y Pavones. Olvidamos que el profesionalismo en el deporte es ya una cierta aberración y la compravente de humanos mucho más, y que todo lo que sea acercarse a un modelo preprofesional sin pérdida de calidad deportiva es muy bueno. A mí me pone nervioso que la gente pida cada verano nueve o diez fichajes, y que quien diga que le vale con tres buenos parezca menos exigente. Al contrario, pedir diez caras nuevas al año es hacerle el juego a los traficantes a comisión que pululan por este mundillo. Bastante hacemos el tonto los aficionados pagando por jugar a tipos que nos centuplican el sueldo como para fomentar estas prácticas.

      Damião es ejemplo de lo que dices: si las condiciones son las que se están contando (4 millones por año y medio sin propiedad para el Betis, o una ridícula) me parece un disparate del estilo del de Baptistão. El jugador por lo visto apenas estaba jugando en un equipo del montón de Brasil, así que que rinda aquí por encima sería, más que dudoso, milagro. Me quedo con lo que tengo y me guardo 4 kilos: luego dirán que no se puede fichar a un buen entrenador porque cobra 3K al año. Aún no hemos visto este año a Molina o Ricky jugar tres partidos seguidos.

      En fin, a ver qué pasa esta noche. Saludos, F.F.

      Eliminar
  7. Gran artículo hoy en ABC
    Muy en la linea de lo que opino desde hace mucho

    http://m.sevilla.abc.es/deportes/alfinaldelapalmera/opinion/la-opinion-de-manuel-contreras/canibalismo-betico-103687-1454327336.html

    ResponderEliminar
  8. Creo que ese fatalismo, aumentado recientemente, es culpa de Monchi y si buen trabajo. La comparación nos mata. Dicho esto, creo que también somos víctimas de nuestro propio sentimentalismo, que ciega la racionalidad en la gestión. Aquí todo el mundo se queja pero casi nadie aporta soluciones. Todo es "hay que hacer algo, y ya". Así llevamos diez años: cortoplacismo, fichar por fichar, absoluto desdén por valorar la situación económica del club... Cuánto daño hizo Rousseau ;)
    JR

    ResponderEliminar
  9. (Creo que se ha perdido un mensaje de Pearl Jam; lo puedo recuperar, si lo deseas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes.
      Ya es agua pasada y con el mercado de fichajes "cerrado" ya estoy enchufado para ganar el próximo partido y apoyar a Merino.

      Llama la atención las lesiones de los jugadores... viene un nuevo entrenador, exige que corran y pam! lesiones por un tubo. Qué pretemporada y primera vuelta ha tirado este equipo a la basura.

      Ahora que habláis de Monchi, que dice que no ha traido a Sherychev porque no podía dar de baja a nadie de la plantilla... eso lo hace Maciá y piden su cabeza empalada en una pica al lado de la bandera del Betis... que sí que Monchi ha tenido muchos aciertos como el de Gamero que en los primeros 10 partidos no metía un gol ni al arco de la Macarena.

      hay que confiar en los jugadores y en la plantilla, sea por convencimiento o porque no nos quede otra.

      Eliminar
  10. Por cierto, el articulo que ha escrito hoy Ramón Román es vomitivo, ya esta bien!!! Este tio es un sinvergüenza y no se que pretende, así de claro!

    ResponderEliminar
  11. Pues sí (os contesto a ambos): como decía el citado por Alex de Triana, en el Betis se tiende a la autodestrucción, la crítica irracional, el cortoplacismo y casi todos los otros vicios del pensamiento. Estoy completamente seguro de que los mismos que quieren hoy hipotecar el futuro del club (4 millones, señores) para fichar al cuarto tanque de la temporada para un equipo cuyos entrenadores juegan sin ninguno en el campo habrían descorchado champán si no conociesen a Van Wolkswinkel y hubiésemos pagado lo mismo por él. Gastar, gastar, fichar, fichar. Es significativo que la venida de Musonda haya desaparecido ya de la atención, como si sólo importase el tal Damião, al que nadie conocía anteayer. Ahora hay que destituir urgentemente a un direcotr deportivo a cuyos fichajes no hemos visto ni cinco meses.

    Y no es ya lo de Cherishev. Es que si al Betis le hacen un Fazio mi pantalla ardería a estas horas. Paremos y pensemos de vez en cuando, por favor.
    JR

    ResponderEliminar
  12. Claro, pero el fichaje de Damiao era más una cuestión de autoestima para muchos. Se trataba de hacer un "fichajazo", como el que se pega un lingotazo para subirse la moral, a sabiendas de que le puede sentar reguleras.

    Hemos caído en la irracionalidad total, empezando por Mel y terminando por Ollero. Por cierto, no estaría mal que dieran la cara al hilo de la campaña de desprestigio que sufre el club y para explicar los tejemanejes finales de enero. Y para explicar qué hacen con el entrenador.

    Yo lo veo muy negro, sobre todo porque no veo la manera de volver a ganar un partido, aunque sea de chorra. El fantasma de los 25 vuelve, qué queréis que os diga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo de hoy ha sido el remate. Ya estamos sin presidente y con un entrenador al que insisten en llamar interino y que es el "definitivo mientras no lo echemos". Realmente es difícil entender todo esto. Aun así, espero que no nos despeñemos. Una ventaja de Merino es que dará la cara aunque no haya nadie detrás.
      Saludos
      JR

      Eliminar
  13. Yo creo que los fichajes no son ni necesarios. Hay equipo de sobra para mantener la categoría, yo creo que hasta para más con un entrenador serio, solo le hace falta entrenar de verdad para recuperarse física y anímicamente. El principal problema, y lo que tiene que entender Merino o el que venga, es que Rubén como norma general ha de jugar acompañado de un delantero alto. Además de adquirir ciertas nociones tácticas para saber a lo que se juega (que yo y casi todos aquí coincidimos que lo ideal para estos jugadores sería un juego de posesión y presión alta).

    Para mí la situación del equipo es culpa casi exclusiva de Mel; la temporada se empezó bien porque tenemos buenos jugadores (muy buen portero, buenos centrales titulares, Joaquín, Rubén, la pareja Petros-N'Diaye, etc.) pero conforme fueron avanzando las jornadas y cundió el sinsentido táctico melista, sus entrenamientos de pachanga, su lloriqueo, sus alineaciones caprichosas y la cara b de su bipolaridad los jugadores ya no sabía a que jugar y ahora hay que recuperarlos física, anímica y tácticamente. Mel ha sido un entrenador muy tóxico y ha destrozado a un grupo muy válido.

    Por ejemplo en el caso de Ceballos, que ha ido jugando cada vez peor y al que Mel no ha sido capaz de inculcarle ni las mas mínimas nociones tácticas; a Fabián, a Ricky o a Kadir, a los que no ha dado casi oportunidades; etc.

    Yo solo vería de verdad necesario el fichaje de un tio que meta la mitad de los goles que Rubén, pueda seguir a su lateral y sea un fichaje de futuro para suplir al canario, por el que habría que dejarse una pasta, porque ese tipo de jugador es caro. Pero para mi todo fichaje que no hubiera sido ese es casi irrelevante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el fichaje que pides Fernando, no se encuentra en diciembre casi seguro. Coincido con lo que dices. Además Damiao tenía una cara de Brian Rodríguez que ni te digo...

      Eliminar
  14. Estoy fundamentalmente de acuerdo con los dos, claro. Y no dudo de que Damião haya sido un gran jugador, y tal vez recuperable. Pero la verdad es que Macià, al que tanto he defendido (entre otras cosas por la exagerada caña que le dan) ha dado hoy unas explicaciones poco comprensibles. Un director deportivo no puede decir que buscaba a un Zárate pero se le ha cruzado Damião, reconociendo que sus características son totalmente distintas. ¿Para qué se fichó a Ricky? ¿Es concebible fichar a jugadores que no mejoren sustancialmente lo que hay, hasta el punto de no ir ni convocados? ¿Con qué fin? ¿cabe fichar ahora como salvador para cuatro meses a un señor que lleva no sé cuántos sin competir y tres temporadas sin pasar de seis goles en el Brasileirão? (aunque en la Libertadores mejor, dicho sea de paso) ¿Por qué la afición pide por pedir, a ciegas? ¿Para "ilusionarse"?

    Y el circo del entrenador, y el de la directiva hoy, y el pleito de Lopera, y el de Rubén... No hay modo.

    Saludos
    JR

    ResponderEliminar
  15. Hoy día de Reyes (o de Santos inocentes) porque hemos estrenado Presidente y Delantero

    Lo pedía el otro día y lo pido hoy.. estabilidad por Dios..

    Roguemos por ganar a un tocadísimo Valencia, a meterle 2 goles en los primeros 10 minutos nada de especular por favor

    ResponderEliminar