viernes, 21 de marzo de 2014

Betis 0 - Sevilla 2 (y 3-4 en los penaltis; partido de vuelta de octavos de final de la Europa League)

BETIS (0): Adán; Amaya, Perquis (Nono, m.14), Jordi Figueras, Juan Carlos; Juanfran, N'Diaye, Lolo Reyes (Jorge Molina, m.92), Cedrick; Léo Baptistão (Salva Sevilla, m.73) y Rubén Castro.
SEVILLA (2): Beto; Diogo Figueiras, Pareja, Fazio, Alberto Moreno; Reyes (Coke, m.50), M'Bia (Vitolo, m.75), Rakitic, Marko Marin; Gameiro y Bacca (Jairo, m.106).
Árbitro: Pedro Proença, luso. Amarillas para M'Bia, Nono, Diogo Figueiras, Jordi Figueras, Coke, Fazio y Jairo.
37.000 espectadores en el Villamarín, incluidos 2.500 sevillistas. Excelentes condiciones de clima y césped.
Goles: 0-1, m.20: Reyes; 0-2, m.75: Bacca.
Penaltis: Vitolo, falla. Rubén Castro, 1-0. Coke, 1-1. Salva Sevilla, 2-1. Kevin Gameiro, 2-2. Amaya, 3-2. Alberto Moreno, 3-3. Rakitic, 3-4. Nono, falla.

El Betis sufrió una durísima eliminación anoche en el Villamarína en un partido extremadamente tenso y entendemos que bien jugado por unos y otros.

Primera parte
Pese al resultado final y con ciertos matices, el partido nos pareció tácticamente bien planteado por parte de Calderón, aunque se echara de menos (¿por parte del cuadro técnico o de los jugadores?) más valentía a la hora de atacar.

El Sevilla puso sobre el campo el equipo previsto y casi obligado. Con graves bajas en el mediocentro y necesitado de marcar goles, hubo de meter ahí al renqueante M'Bia y a Rakitic, más cuatro jugadores muy ofensivos delante de ellos (Marin y Reyes en bandas a pie cambiado, Gameiro y Bacca arriba), formando un teórico 4-4-2. Frente a ese planteamiento y con sus bajas en los laterales (ninguno de los cuatro disponibles), Calderón se veía ante una disyuntiva: por un lado convenía jugar un partido cerrado y de pocas ocasiones, pero por otro convenía aprovechar la gran debilidad de la alineación del Sevilla, que era su grave carencia de recuperadores de balón. En principio el argentino optó por una solución conservadora e introdujo un tercer central, Amaya, en la alineación; sin embargo no jugó, como parecía natural, con una defensa de cinco, sino de cuatro con Amaya y Juan Carlos, improvisado lateral zurdo, en las bandas. N'Diaye y Lolo Reyes eran mediocentros y Juanfran y Cedrick extremos derecho e izquierdo, formando un 4-4-2 muy claro.

Los béticos comenzaron el partido con el bloque medio-bajo, sin presionar hasta el centro del campo (salvo en saques de puerta). Emery acertó con una elección estratégica importante y arriesgada: con balón en posesión del Sevilla en el tramo inicial, impuso un ritmo de juego bajo, para evitar un desgaste que habría acabado con su alineación, muy débil en resistencia física, en veinte minutos. Rakitic venía muy atrás a recibir; el resultado era que el Sevilla atacaba en una especie de 3-3-4, con el croata y los centrales tratando de sacarla limpia, con mucha paciencia, ante Castro y Baptistão, cuya consigna era claramente no dejar recibir con comodidad al cerebro sevillista y permitir a cambio la salida, en su caso, de Pareja o, mejor, de Fazio.

El plan parecía ir bien para los locales (juego lento y cerrado, pocas ocasiones) aunque su juego parecía demasiado pasivo: nunca se soltaban en ataque y tampoco hacían sufrir al Sevilla con posesiones largas. Lesionado Perquis (dentro de la mala noticia, tácticamente la mejor baja posible), Calderón opta por la solución más conservadora: retrasa a N'Diaye y mete a Nono en el sitio de este. En un error llega el 0-1, pero el partido cambia poco.

A la media hora Calderón, vista la pérdida de empuje en el centro y la tarjeta a Nono, olvida su pánico a poner a Juanfran en el lateral y sitúa a los suyos de una manera más natural, como en Kazán: N'Diaye vuelve a su sitio y Nono es falso interior derecho. Atascado por la vigilancia a Rakitic, el Sevilla trata de mejorar su circulación con recepciones interiores de M'Bia y de Marin. El Betis no pasa apuros.

Segunda parte
El Betis se suelta por fin y, fundido el mediocampo sevillista, asedia el área sevillista. Sin embargo, la falta de acierto –o de calidad– y la precipitación (muchos tiros lejanos) le hacen desperdiciar muchas situaciones favorables sin convertirlas en ocasiones claras reales, con alguna rara excepción. Con problemas físicos Reyes, el Sevilla se reorganiza: Coke lo sustituye y empuja a Diogo al extremo derecho, donde hace pasar ciertos problemas a Juan Carlos.

El Betis pierde empuje, el partido se nivela y el Sevilla encuentra cierta fluidez gracias a las recepciones atrasadas de Marin: los mediocentros béticos no van a buscarlo arriba y el alemán agita con su habilidad; sigue habiendo pocas ocasiones pero llega así el 0-2. Poco antes Salva había sustituido arriba a Léo, fundido, y de inmediato M'Bia deja a Coke como mediocentro de emergencia: Diogo vuelve al lateral y Vitolo entra como extremo. Igualada la eliminatoria, el Betis trata de irse arriba pero apenas asusta. Lesionado Lolo Reyes, Calderón arriesga: Molina entra arriba y Salva pasa al mediocentro junto a N'Diaye.

Prórroga
Cansadísimos ya unos y otros, el Betis empuja algo más pero todos guardan las posiciones y el miedo a perder se impone. El Betis acaba con su trío ofensivo de Segunda (Salva, Molina y Castro). Emery asegura: retira a Bacca.

Penaltis
Llamó la atención el silencio sepulcral del público previo a cada penalti, que no transmitió confianza a los suyos pese al buen inicio de la tanda.

Jugador por jugador
Adán: Poco que hacer en los goles, bien por demás.
Amaya: Mejor como central que como lateral, como es lógico.
Perquis: Sin tiempo para intervenir.
Figueras: Buen partido, muy serio atrás. Abusó un tanto del pelotazo.
Juan Carlos: Demostró tener buenas condiciones para ser lateral. Es muy difícil de superar en carrera y su manejo de pelota, escaso para un extremo, es suficiente para ese puesto.
Juanfran: Prácticamente no apareció por el partido hasta que fue retrasado al lateral. Ahí cerró aceptablemente y trató de enganchar jugadas con Nono, aunque no profundizó.
N'Diaye: Preocupado, como siempre, por guardar el sitio, hizo un buen encuentro en líneas generales, sobre todo en el segundo tiempo, pero fue protagonista negativo en las jugadas decisivas: falló el despeje del 0-1, fue desbordado por Marin en el origen del 0-2 y falló un penalti.
Lolo Reyes: Hasta que pudo, otro partido ejemplar: intervino poco pero siempre en el momento justo, en defensa y en ataque.
Cedrick: Gran esfuerzo físico y, arriba, menos acierto que nunca. Debe mejorar mucho su juego de combinación.
Léo Baptistão: Mucho trabajo para cerrar la salida sevillista y alguna precipitación arriba. Tuvo el 1-1.
Castro: Más preocupado por ser el primer defensa que el último delantero, estuvo bien fuera del área pero muy desacertado en ella, cosa rara en él. Intrascendente en la eliminatoria.

Nono: Como es propio de él, se le salió la cadena dos veces, en el funesto penalti final (que lo señalará de por vida) y antes con una pronta tarjeta. En el juego, voluntarioso y fluido.
Salva Sevilla: No encontró el último pase, para lo que se supone que salió, ni acertó en las faltas en torno al minuto 90. Mejor como mediocentro.
Molina: Varias buenas recepciones de espaldas, aunque no halló balones en el área. Delantero, veterano, especialista y fresco, debió dar un paso adelante en la tanda pese a sus fallos recientes en esa suerte.

26 comentarios:

  1. Hola a todos:
    Buen análisis JR, el cambio d sistema d Calderón lo has descrito muy bien y el movimiento táctico tras los cambios también está muy bien explicado, d manera didáctica y clara.
    Por parte del Betis hay poco q añadir, el Sevilla nos enseñó sus virtudes y alguno d sus defectos. Partido muy intenso donde, bajo mi punto d vista, la diferencia estuvo en la calidad ofensiva del Sevilla, esta vez definió y el Betis no acertó en sus ocasiones. Mala suerte esta vez, en el Pizjuan el Sevilla falló sus ocasiones y el Betis acertó, ayer el Sevilla acertó y el Betis, tuvo y falló.
    Los penaltis son lo q son, Nono no debió tirar el último, pero si nadie más se atrevió…
    Este proyecto se va a segunda, cn una eliminación dolorosa, ojalá se rehaga en segunda.
    Un cordial saludo.
    Rafa.

    ResponderEliminar
  2. Ahora todos están poniendo verde a Calderón, pero si uno mira el partido y ve que hubo apenas cuatro ocasiones claras del Sevilla y poco menos del Betis no parece tan mal jugado. Simplemente, como bien dices, ellos tuvieron un porcentaje de acierto muy alto. Si se hubiese jugado un correcalles y se hubiese perdido... qué le habrían dicho.

    Gracias, aunque hoy verdaderamente tengo muy poco consuelo. Ante un resultado asi la táctica ni entretiene.
    JR

    ResponderEliminar
  3. En mi opinión Calderón demostró ayer que es mejor entrenador que Mel. Tácticamente ofreció inventiva y adaptación ante las adversidades, y en el segundo tiempo valentía y capacidad de motivación de sus jugadores. Estudia a los rivales, hace lo que puede con lo que tiene. Aunque es verdad que el Betis le ha fichado a un portero de categoría y un centrocampista muy versátil. Me hace gracia la crónica del partido de muchodeporte en la que critica (o casi desprecia) al entrenador argentino.

    En el partido lo pasé muy mal debido a los nervios. En el primer tiempo ví que el partido se nos escapaba, pero en el segundo volví a tener fe, aunque el Sevilla golpeó fuerte con el segundo gol cuando más sólido se mostraba el equipo. No puedo estar contento, pero sí satisfecho porque he visto a mi equipo competir.

    Tomwingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Estudia a los rivales, hace lo que puede con lo que tiene". Y eso es mucho!!!

      Eliminar
    2. Muchodeporte cojea del pie que cojea. Y además el periodismo convencional, no sé si por ganar audiencia o porque les sale así, suele contar los partidos con el marcador en la mano. Si el partido ayer queda 0-0 o 1-1 (cosa que habría sido bastante normal) Calderón sería hoy un genio que ha colocado a un grupo de deshauciados en la cúspide de Europa (para los sevillistas la copa esta que el ManU se está planteando ni jugar es lo más grande).

      Evidentemente el táctico no es el único aspecto que debe sopesarse para valorar a un entrenador, ni si quiera sé si las ideas vienen más de Anzarda que de Calderón, pero el caso es que tienen ideas y propias y bastante sentido común, sí.

      A mí me pareció que trabajaban bien, pero es que en este tipo de partidos lo único que me importa es ganar. :(

      Saludos, T.
      JR

      Eliminar
  4. Detalles del partido:
    - El planteamiento parece acertado teniendo en cuenta lo que tiene el Betis, pero esa renuncia a la posesión de la primera parte donde todo lo pateaba nuestro portero le dio aire al rival para el resto del partido. Demasiado miedo. Demasiado evidente la imagen de equipo menor.
    - Perquis en la primera carrera que se le presenta, con Bacca, se lleva otra lesión muscular, y van... Otro mas que entra en la categoría de mediojugador.
    - No entendí la entrada ayer de S. Sevilla.Hubiera metido antes a Molina o Vadillo. Muy triste que tengamos dos faltas al borde del area y ni un solo tirador decente en esta plantilla que las aproveche.
    - La jugada del 0-2 mostró en el campo con toda su crudeza la lentitud de Figueras. Cualquier central de medio pelo habría llegado para despejar a corner, aun reconociendo la velocidad de Bacca.
    - No entiendo los atenuantes que se están diciendo en la calle sobre el penalty de Nono, es impropio de un jugador profesional.
    - Cada cambio del Sevilla restaba claramente calidad y peligro al rival, me dio mucha lastima ver cómo no pudimos aprovechar eso durante la prórroga.Cuatro años después acabamos una eliminatoria de uefa con los atacantes de segunda...
    - Baptistao no sabe patear a puerta, él perdió la oportunidad de ganar. No vale ni de lejos lo que se pagó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. - En efecto el planteo era correcto pero faltó intensidad y posesión, por agarrotamiento (eso: miedo). Y además los pelotazos (eso se entrena) se dieron muchas veces mal, planos y a donde no era.
      - Perquis=Mario algo peor. Juegan al 120% y sus cuerpos no lo aguantan.
      - No estoy de acuerdo. Creo que el partido estaba para él, y que Nono debió lanzar al menos la primera, lejana.
      - Cierto.

      Lo demás no lo tengo tan claro... salvo lo último. Le falta instinto y tiene cosas que aprender, aunque le sobra clase.

      Un saludo, Palmera, en esta mala resaca. ;)

      Eliminar
  5. Hola,
    ando desconsolado ante la indiferencia general, ventajas de no vivir en Sevilla. No triste, más bien harto. No he escuchado radio ni he leido nada, sólo este blog.
    Estuve conectado con hermano mío sevillista que decía que era un partido de chispazos. Y lo fue. El Sevilla nos pegó dos chispazos y luego el Betis metió el dedo en el enchufe él solito. Miedo había, pero en ambos bandos, os lo aseguro.
    Creo que un error de Calderón fue retrasar a N'Diaye tras la lesión de Perquis, pero luego lo remedó. El otro fueron los cambios. Ni era Nono ni Salva Sevilla. Pero supongo que no confía en los demás.
    El fútbol se rió en nuestra cara ayer: tenemos un gran rematador de faltas, Verdú, defenestrado por todos. Ayer le echamos de menos al final (y a Beñat). La otra crueldad fue ver a N'Diaye fallar el penalty, para mí, decisivo. Y el recopetín de la crueldad es ver a Nono acercarse al balón, con sus 20 años, y sospechar que lo falla. Y no sólo lo falla sino que acierta a disparar uno de los peores penaltys de la historia. Pobre Nono, defenestrado a pesar de su buena segunda parte, por la absurdez de un entrenador incapaz de imponer un mejor criterio. Y Molina escondido... Penoso. En fin, que el Betis decidió acercar la lengua al enchufe, a ver qué tal.
    Y nos electrocutamos.
    Bueno, supongo que volverá el gusanillo del fútbol, pero ahora mismo estoy hasta el gorro.
    Gracias por el análisis.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la fidelidad, Lobo. Yo ayer tenñia muy mal cuerpo. Hoy me voy haciendo a la idea, pero pocas cosas me han sentado tan mal en mi vida como lo de ayer. Las hay, claro, que el fútbol no es lo más importante... pero esto ha jodido, y mucho. ;)
      JR

      Eliminar
  6. Hoy día duro...

    Para cambiar mi animo puse en mi Wasa el escudo del Betis y en mi estado "Siempre a tu vera !"

    Lo de ayer fue una pesadilla. Casi todos intuíamos algo parecido pero no tan cruel.

    Recuerdo un penalty tirado por el malagueño Fernando que era un especialista e hizo la misma parabola, se fue justo para el mismo sitio y a la misma velocidad.. pero no pasará a la historia.

    http://www.youtube.com/watch?v=sUgp3DwMw9c&noredirect=1

    La verdad es que el año esta siendo "impeorable"

    Pero... siempre a tu vera.. manque ganes Betis !

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, "impeorable", qué arte.
      Ya tenemos otro récord del que fardar: ¡hicimos una temporada IMPEORABLE, superad eso!
      Qué penita más grande (y qué jartura)

      Eliminar
  7. Si no me falla la memoria, fue el que empezó la jugada de la Copa del 2005 con ese toque de tobillo que tenía. Este miraba al portero hasta que se tiraba; parece fácil. Fernando era listo, tenía muy buena técnica y un buen salto, pero por desgracia ni era rápido ni tenía mucha resistencia, y eso lo limitó mucho.

    Yo soy de los de la fidelidad pase lo que pase... pero podíamos ganar a veces a esta gente. ;)
    JR

    ResponderEliminar
  8. Más o menos me esperaba el partido así. Creo que el Betis es ahora mucho mejor equipo que el de la temporada pasada. Creo que la mejoría se debe a Calderón; a dos de los tres refuerzos (N'Diaye y Adán) y a haber puesto al equipo a competir en los últimos dos meses. El equipo tiene problemas en el lateral derecho y en la verdadera calidad: último pase, calidad en el remate y tirador de faltas. Con esto último hubiéramos pasado ayer. Me quedo con la afición del Betis, con los que fueron al campo, temiendo lo mismo que yo, con valentía, a pesar del año que llevamos. Me volví a emocionar viendo como sacamos fuerzas de flaqueza para defender nuestra dignidad, a pesar de haber perdido ya la ventaja, y me quedo con el silencio sufrido abandonando el gol norte cuando de cerca se oía la alegría lógica de los otros. Qué pena que la suerte no se hubiera puesto de parte de los buenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que si Bosch, simplemente, hubiese renovado a Adrián y fichado a N'Diaye cuando se lo pidieron el equipo estaría pasando apurillos, sin más, en año de tres competiciones. Ahora, estoy de acuerdo, el equipo es al menos no peor que el del año pasado, aunque tiene ese problema que dices arriba, con el que (con esto de acuerdo 100%) hubiésemos pasado. Ahora, en peor naturalmente, somos una especie de Atlético sin Costa: un equipo incómodo, que ya es algo.

      La afición... creo que pudimos empujar más en ciertos momentos, pero más que un reproche es la constatación de que la gente estaba muy nerviosa porque su equipo le importa, y mucho.

      Habría que abrir un blog para ver cómo conseguimos que los buenos tengan más suerte. O sea, que consigamos el milagro de que este club sea gestionado como merece.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Antes que nada tengo que decir que cuando marcó el Sevilla el 0-1 apagué la tele y no me enteré del resultado final hasta que me llegó un whatsapp de mi hermano al terminar los penalties. La tristeza que sentí fue de las mayores de mi vida. No pude dormirme hasta las cuatro de la mañana. Qué pesadilla estamos viviendo los béticos...Creo que ni los años de tercera igualan a esta época de desencantos tan continuos. Ya no sé ni qué decir. ¿Dios mío de mi vida, cuándo acabará este calvario? ¿por qué tanto crueldad gratuita? ¿no basta con perder?
    Pues bien, por si no era poca carga tener que soportar la pena y desgracia que provocan tantas derrotas y humillaciones, ahora hay que aguantar la defenestración y crítica atroz de gente como Calderón o Nono. Por ahí no paso. El primero puede haber cometido errores; yo, de hecho, le critiqué bastante, sobre todo el primer mes. El hombre rectificó, creo que porque estudió al equipo y los jugadores y se puso a trabajar. Después, puede haber tenido errores pero éstos han sido puntuales y, en líneas generales, hay que reconocer que el equipo ha mejorado. Hemos dejado de hacer el ridículo y competimos con dignidad allá por donde vamos. Me parece que Calderón está trabajando y eso, para mí, ya es bastante como para no defenestrarlo. Otra cosa es valorar, a fin de temporada, si conviene que se quede para el año que viene o no. Pero que merece un respeto de todos los béticos no me cabe duda. Del segundo me da miedo que la campaña que se le está formando le pase factura. El chaval tiene 20 años, gana dinero sólo por partido jugado (es, con diferencia, de los peores pagados de la plantilla; me consta) y, con sus limitaciones físicas y técnicas, que las tiene y muchas (son obvias) y, también con sus limitaciones "mentales" o "psíquicas", que tampoco son pocas (y hablo con conocimiento de causa), ha seguido una línea ascendente desde hace aproximadamente un año. Justo eso es lo que hay que pedir a los jóvenes. No que deslumbren desde el primer día, cosa sólo al alcance de unos pocos, sino que progresen poco a poco, con trabajo y humildad. Esto era lo que hasta ahora venía haciendo Nono. Me temo que el incidente del penalti le cueste caro al chaval...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también apoyo completamente a Nono y a Calderón porque creo que están trabajando honradamente y dando lo que tienen (cosa que no hacen todos). A Calderón hubo animales que lo insultaron en un entrenamiento al tercer pinchazo, y con Nono habrá habido lo mismo. Por fallar un penalti (¡?). No por no correr, ni por trabajar poco... No parece que se distinga el error puntual de la falta de calidad, ni éste de la mala actitud, ni el castigo de la mala actitud del insulto... Y además creo que ambos lo hacen bien y tienen futuro en el club.

      Por suerte los futboleros tenemos corta la memoria, y hasta a Arzu se le medio perdonó.

      Un abrazo, J.
      JR

      Eliminar
    2. Por cierto, Javi, te perdiste 130 minutos de sufrimiento atroz.

      Eliminar
  10. Hola Buenas !!
    Lo de este partido ha sido, es y será muy doloroso. , sobre todo por las " circunstacias " en las que se produjo .

    Agradezco enormemente el esfuerzo de J.R para dejarnos su analisis , pero yo y despues de mas de 40 horas sigo sin poder hablar del encuentro , tocado en lo mas hondo . Paso de hablar de fútbol , de tácticas o sistemas .

    Lo importante para mi es que de esto debe sacarse una reflexión , para cambiar de arriba , abajo la institucion en todos los ambitos y esto compete a todos . Haganlo...!! Hagamoslo "
    Lo de " No hay mayor titulo que llevarte en el corazón " queda muy bonito , pero yo ya estoy harto , muy harto de que en el sótano de nuestros fracasos siempre tengamos una planta mas .

    Pido disculpas por haberme salido del hilo , pero necesitaba desahogarme . Tardaré en recuperarme de esto .
    Un abrazo y mucho ánimo a todos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entiendo Isi. Y agradezco el agradecimiento. Me costó, y hasta el día siguiente fui incapaz de escribir.

      Es evidente que hace falta un cambio institucional en el Betis. El problema es quién y cómo, pero yo creo que entre los béticos hay gente muy válida y que lo daría todo por el club. La pena es que nunca se les deja trabajar. Por mí, podemos hablar del tema lo que queramos, por supuesto.

      Un saludo y ánimo, Isi.
      JR

      Eliminar
  11. Buenas tardes, compañeros. Ya pasó la eliminatoria. Duro su resultado. Difícil de asimilar. El fútbol tiene también un componente azaroso muy grande, como bien refleja JR. Y a la hora de escribir crónicas periodísticas, la prensa, la radio, los medios siempre son acomodaticios, acomodaticios a los resultados. Al Real Betis Balompié lo he visto en esta eliminatoria ni bien ni mal, sino todo lo contrario. Dignos, trabajadores, hombres en la ida, y lógicamente con su punto de fortuna. En la vuelta, más temerosos, como no creyéndose la posibilidad de la victoria, y faltando también la fortuna que tuvimos en la ida. La jugada de Baptistao, las faltas, el penalti de Diayé... Match point de Woody Allen, vamos.
    Me quedo con lo siguiente:
    1. El equipo, y es una pena porque es tarde, está más armado. Está empezando ahora a competir como un equipo profesional, de ahí, pienso, las lesiones, las bajas, etc.
    2. Calderón está haciendo un curso acelerado de lo que supone dirigir a un equipo con la historia, la clase y el prestigio del Real Betis Balompié. Y con su enorme afición detrás. Errores, correcciones sobre la marcha. Puede servir para segunda si le va cogiendo el hilo a todo lo que le rodea. Esperemos a los siguientes partidos. Yo no tendría prisas para elegir nuevo técnico, a ver qué hace Calderón en los próximos partidos, cuál es su mensaje.
    3. Tengo la suerte de trabajar, que esto es hoy mucho, y la desgracia (aunque me tratan muy bien) de hacerlo lejos de Sevilla. Más de veinte años de socio, un número importante, que tuve que dejar por cuestiones laborales. Me quedo con esto: La enorme impresión que ha causado fuera de Sevilla el derbi, la grandeza del Betis, de la ciudad, también del Sevilla, todo hay que decirlo, el poder de una ciudad con dos equipos en la élite europea que se baten el cobre a vida o muerte (deportiva) a los penaltis y en décimas de segundo. Y todo ello pude verlo rodeado de béticos no sevillanos, de foráneos aficionados al fútbol no béticos que se pusieron en el local donde estuve las camisetas del Betis que llevé expresamente para el partido, que no fueron pocas, y también rodeado de algún sevillista amigo que sufrió como nadie, y que al final tuvo la suerte de llevarse la victoria. Quedémonos pues con la impresión dejada, y a poner las bases deportivas e institucionales para volver a ser lo que somos, grandes. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, y lo digo punto por punto, en todo salvo en lo de que somos grandes. Depende en qué.

      Sobre el azar, y conste que creo que en la ida tuvimos tanta suerte o más que ellos en la vuelta, escuchemos este resumen del partido, y sobre todo el inicio y el 1:37:

      https://www.youtube.com/watch?v=3CA2bRvVNR4

      JR

      Eliminar
  12. De acuerdo, Francisco.
    Me da mucha pena Nono. Por suerte me niego a leer o escuchar nada hasta que no pasen unos días, pero me imagino que le están dando fuerte y flojo. Repito, nada más verle dirigirse al balón ya me entró un fatalismo tremendo, así que apenas me sorprendió su fallo. Ni siquiera me enfadé, simplemente me dio pena. Insisto en que fue una irresponsabilidad de Calderón y de Molina dejarle la responsabilidad del ULTIMO PENALTY (que el Sevilla, con buen criterio, dio a su estrella Rakitic). Me da pena que el marcado sea el chaval, cuando el que debería sentir vergüenza es Molina. Por cierto, muy bien Amaya tomando responsabilidad. Normal que NDiaye lo intentara, a pesar de todo. Bien Castro y Sevilla. El canto de un duro nos faltó, y yo a Molina esta no se la perdono. A Nono sí.
    Por desgracia, a muchos béticos les dará igual. En cierto foro le tachaban de tonto a pesar de ser de los mejores en la segunda parte. Tontos ellos.
    Saldremos adelante, seguro, pero por ahora un poco de distancia nos va a sentar bien a todos. Recomiendo desconectarse de la canalla periodística. Y de la forofa también.
    Vaya tela, este blog se está volviendo terapéutico...
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Sí, este blog parece un sanatorio para almas béticas, jejeje.

    Pues sí: un poco de desconexión viene bien. Y prensa poca... Y Molina, mal ;)

    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  14. Somos tan buenos perdedores que nadie habla del arbitro, todo bien, pero es que nadie vio el agarrón de Bacca a Figueras en el inicio de la carrera del 0-2 con el que consigue que este último no llegue a taparle? y lo de la mano es de traca, que está pasando este año con los arbitros?
    Saludos béticocariocas

    ResponderEliminar
  15. Ya estamos llorando, que si no no se mama. Pero lloramos tarde. De todas formas lod e Bacca fue difícil de ver.

    Un saludo, A.

    ResponderEliminar