jueves, 9 de enero de 2014

Betis 1 – Athletic de Bilbao 0 (Octavos de final de la Copa del Rey)

BETIS (1): Andersen; Juanfran, Caro, Jordi, Nacho; Nono; Chuli (Lolo Reyes, m. 71), Verdú, Salva Sevilla (Abeledo, m. 83), Cedrick (Molina, m. 62); y Rubén Castro.
ATHLETIC (0): Iago Herrerín; Iraola, Gurpegui, San José, Balenziaga; Morán; Susaeta (Ander Herrera, m. 58), Mikel Rico (Muniain, m. 58), Beñat (De Marcos, m. 79), Ibai; y Sola.
Goles: 1-0, m. 41: Rubén Castro.
Árbitro: Álvarez Izquierdo (Colegio catalán). Reacio a mostrar tarjetas. Mostró amarilla a San José.
Unos 21.000 espectadores en el Benito Villamarín. Césped en buenas condiciones.

Flojo partido del Betis hoy ante el Athletic, cuyo resultado disimula la endeblez general de los béticos. Pese a ello podemos sacar algunas conclusiones positivas: el resultado, la mejora del estado físico de Rubén Castro y cierto manejo de los tiempos del partido: el equipo ya sabe atrincherarse atrás cuando el marcador es favorable.

Primera media hora
Tanto Athletic como Betis plantearon un claro 4-1-4-1 (o 4-3-3) y una alineación con más suplentes que titulares. En los vascos sólo Rico, Iraola, Susaeta y Gurpegui son titulares habituales en Liga. En el Betis Garrido reservaba a todos sus titulares recientes menos a Rubén Castro, que, como con Mel, recibe su dosis plena de minutos para recuperar fondo físico.

Técnicamente igualados (el Betis sacó un mediocampo de mucho toque), la superioridad de los vascos residió durante todo el partido en el físico. Si los veinte jugadores de campo de partida hubiesen disputado una carrera –elijan distancia– seguramente los siete últimos hubiesen sido béticos. Gracias a ello los bilbaínos salieron apretando arriba y manejaron el partido a placer durante la primera media hora. Monopolizaron la posesión, los movimientos hacia dentro de Ibai y Susaeta dejaban espacio a sus largos laterales para las subidas, y los buenos cambios de juego de Beñat ponían en ventaja a Iraola (demasiado arriba Cedrick para seguirlo siempre, pese a su esfuerzo, y lejos Salva) y Balenziaga. Así, el Betis sufrió mucho por las bandas durante todo el encuentro, y solo el desacierto de Kike Sola, además único delantero puro de los visitantes (defectos de jugar sin segundo punta) libró al Betis de llevarse pronto algún gol.

Segunda media hora
La presión del Athletic remite, el Betis tira algunas buenas contras, Juanfran comienza a soltarse un poco por su lado y en una de sus subidas (excelente centro) llega el gol de Castro. En el arranque de la segunda parte los béticos salen con intensidad y andan cerca del segundo gol.

Última media hora
Justas ya las fuerzas, el Betis monta dos líneas de cuatro y cinco hombres, muy juntas, pero la presión es escasa, de modo que los bilbaínos superan directamente ambas con pases a la espalda de la defensa y llegan claras ocasiones, resueltas de nuevo por la suerte y el desacierto de Sola. Los interiores béticos no tienen fuerzas ni velocidad para montar contragolpes, y sólo el empuje de Juanfran da aire.

Retirado Cedrick, Salva pasa nueve minutos como falso extremo de un 4-4-2. Cuando entra Reyes como interior izquierdo el Betis vuelve al 4-1-4-1, con Castro como extremo izquierdo y Salva (luego Albeledo) en la derecha. El Athletic acaba con Herrera y De Marcos como interiores, Ibai de extremo derecho y Muniain en la banda izquierda. 

Jugador por jugador
Andersen: Muy bien bajo palos, porque esta vez sus intuiciones funcionaron. Bien con el pie, pero abusó, y mucho, del juego corto, especialmente de pases absurdos y peligrosos a Nono.
Juanfran: Agazapado en la primera parte, hizo una segunda muy completa, llena de fuerza.
Caro: Bien en general, pero comete esporádicamente errores graves: un central ha de ser ante todo fiable.
Figueras: En su línea de buena colocación, lentitud y gustarse demasiado con balón.
Nacho: Cumplidor, pero flojo físicamente.
Nono: No parece que ser mediocentro de cierre sea su puesto natural, pero cumplió, porque parece progresar en lo posicional.
Chuli: Trabajador y punzante, aunque abusa de los intentos de rosquita al segundo palo.
Verdú: Peleón, su esfuerzo (ahora corre) compensa un poco su fútbol inocuo. En ataque sigue sin romper líneas jamás: ni conduce, ni le salen los pases profundos.
Salva: Una copia de Verdú con aún menos físico. Al menos a veces profundiza, pero son pocas.
Cedrick: Su garrafal fallo casi a puerta vacía dejó en muy mal lugar a los que defendemos su fútbol. Así y todo –técnicamente anda mal– trabajó y desbordó como nadie hizo.
Castro: Un buen gol, una buena jugada (la malograda por Cedrick) y buenas persecuciones de Iraola en los últimos minutos; esta última es muy buena noticia, porque indica que al menos ya tiene fondo.

Molina: Algún juego de espaldas que desahogó al equipo, pero no anda fino.
Reyes: Sorprendió que jugara por delante de Nono. Trabajó.
Abeledo: Superado por el ritmo de Primera.

El detalle
A poco que el Athletic acierte en San Mamés muy difícil tendrá el Betis pasar la eliminatoria. Por una vez y por mucho que guste la Copa, tal vez sea lo mejor.


8 comentarios:

  1. Parece que llegó la suerte y espero que se quede unas cuantas semanas con nosotros. La eliminatoria que podría haber sentenciado el Athletic en la primera media hora está en el aire, ni a los jugadores ni a los aficionados nos interesa la Copa pero es innegable que anímicamente es importante el triunfo.
    A ver si no ha sido espejismo lo de Castro.
    Me sorprende que jugadores con el cartel se vende o alquila como Chuli, Cedric o Andersen hicieron un partido medianamente aceptable.
    Aunque siguen existiendo fallos garafales (como la pérdida de Salva Sevilla y provoca un mano a mano con Andersen, otra pérdida de Cedrick, mal defendido los primeros corners, la pasividad de los tres centrocampistas y tres defensas del Betis en el tiro al palo del Athletic...) parece que ayer no hubo esa histeria colectiva en los 10 minutos finales que hace que perdamos partidos, a lo mejor por la falta de presión psicológica en los jugadores.

    El tema de Cedrick me tiene ciertamente intrigado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí... Que Mel jugara con un solo delantero y encima sus extremos fueran Juanfran y Juan Carlos, que sumarán a fin de año tres o cuatro goles entre los dos (y con suerte) es algo incomprensible.

      La suerte no existe, pero la estabiliodad psicológica sí. A ver si esto ayuda. ;)

      Eliminar
  2. Ciertamente lo más positivo es la vuelta de Rubén Castro que a un 80% sigue siendo desequilibrante.

    Para mí quedan claras varias cosas:

    - El fondo físico de nuestros jugadores está bajo mínimos, y esto puede ser achacable a nuestro idolatrado Mel.

    - Ayer hubo alguna jugada ensayada, cosa que brillaba por us ausencia con el anterior entrenador.

    - Veo más trabajo táctico, más variantes, más trabajo en equipo y cambios con mejor sentido. Una pena que todo esto a veces no pueda enjugar la falta de calidad.

    - Cedrick tiene que jugar, pues aunque técnicamente no esté muy dotado, como bien dices desborda y por ser de los pocos que tiene cierto fondo físico puede ayudar en defensa. Está deseando agradar.

    - No entiendo cómo Juanfran no es titular indiscutible: tiene descaro, está enchufado, tiene físico, tiene técnica, sabe centrar. Bien es cierto que en defensa hace lo que puede (algunas veces por falta de ayudas de su extremo), pero ¿cuál de nuestros laterales supera esto?

    - La suerte parece estar virando: los palos que antes dábamos nosotros ahora los da el equipo contrario y no entran. Recordemos que muchos partidos de la era Mel se ganaron así, manteniendo al puerta a cero mal que bien y aprovechando Rubén su oportunidad.

    Tomwingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del fondo creo que es en parte estructural: hay gente que simplemente no lo tiene. Es un problema de secretaría técnica y entrenador. ¿Es Verdú mejor que Cedrick? Veamos los hechos estadísticos, no las sensaciones. La técnica deslumbra, la presencia física pasa desapercibida. El mejor Sevilla que montó Monchi tuvo mucho de eso.

      Juanfran (y Nacho) es mil veces mejor que Chica (y Dídac) en ataque. Eso es evidente. El problema es que son defensas y uno por falta de rigor táctico y otro de físico (ya va para mayor) no defienden mejor que sus rivales de puesto. Que el entrenador elija, pero no me parece descabellado. Desde luego si Juanfran aprende podría ser muy buen lateral, pero yo todavía estoy esperando que Varela aprenda.

      Es cierto que el equipo parece algo más trabajado en defensa, más apretadito de líneas... Vamos a ver.

      Un saludo, T.

      Eliminar
  3. Buenas a todos,

    Como bien expone el analisis, el partido fue malo, con un minimo de acierto del rival se habria perdido: fisicamente dominados con y sin balon, numerosas ocasiones del rival, bastantes errores graves cometidos. Estadisticamente es normal que de 15 partidos alguno te pase eso, como mas o menos nos pasó ante el Villarreal. Hace falta mas señales para creer que un empate en un antipartido de futbol en Valladolid y una victoria afortunada ante un athletic suplente sea un cambio de dinamica.

    De Castro, pues eso, que todos sabemos que el que tuvo, retuvo. Puede ganar partidos en plan el Cid sólo por estar ahi y rematar como se debe, pero para una remontada de liga... hace falta bastante mas jugadores de cierto nivel a su alrededor.

    Parece que Baptistao y Bryan Ruiz están de camino, a ellos nos encomendamos mas lo que queda por venir. Interesante será ver que explicación da el club a porque ahora apuesta por este perfil de fichajes, con cierto caché y pre-mundialistas. Son fichajes tipo paletada como define Bosch (a golpe de mayor talonario que opciones baratas) ya que en verano se apostó por "paletillas", por catar, pensando que alguno de esas paletillas sería un 5 jotas.

    Sobre Cedrick decir que es cierto que falla un gol clamoroso pero... cuantos goles ha fallado clamorosos Juancarlos? Ninguno porque para fallarlos ahi que estar ahi en el remate claro ;) Para lo que tenemos, debe jugar, al igual que Juanfran y Nacho de laterales.

    En fin, al fin se puede tener un "dia despues" sin ir con la cabeza baja. Que siga asi :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Bueno, el Betis también era suplente, ojo. Otra cosa es que no se distinga muy bien a suplentes y titulares, y no por buenos precisamente... 8)

    Esta golondrina no es aún primavera, muy cierto. Yo sí veo una buena señal (y es una cosa muy de entrenador) que nos hagan menos goles. Ayer fue la suerte, verdad, pero en Valladolid no. Son dos partidos sin encajar, algo es algo (antes no durábamos cinco minutos).

    Lo de Cedrick es exactamente mi pensamiento: pasa como con Nosa, que a lo mejor falla, pero a la jugada siguiente está setenta metros más atrás defendiendo, mientras otros se trabajan una franjita de veinte metros. Conmigo jugaba mucho.

    Disfrute estos días ;)
    JR

    ResponderEliminar
  5. Por fin una victoria. A ver si sigue la racha. Hoy mi pregunta es la siguiente, a todos los compañeros del foro... ¿Sabemos algo de los que vienen? A Batistao lo conocemos, y salvo el tema del precio me parece que puede ayudar si viene enchufado y con ganas. ¿y el tal Ruiz? Nunca lo vi jugar. ¿Y el argentino de Boca, centrocampista?
    Ah, y sí es cierto. Pude ver la segunda parte, y vi alguna jugada ensayada, y una disposición lógica cuando se va ganando en copa con un rival como el Athletic que te acosa, conservadora y a ver si se pilla algo arriba.
    Por cierto, Beñat no hizo un gran partido, pero eché de menos en el Betis esos cambios de sentido de balón, de 30 metros, que hacen tanto daño al rival porque cuando todo el equipo contrario vira hacia donde va la pelota, ya el rival con un control orientado te ha ganado unos metros. Cosas que parecen intrascendentes en el fútbol pero que resultan esenciales para demoler una estructura defensiva de un equipo. Saludos. A ver si con Osasuna sigue la racha...

    ResponderEliminar
  6. Yo, personalmente, estaba muy ilusionado con Pabón, y la opción Baptistao me parece mucho menos segura: un jugador con clase, por lo que parece, pero menos goleador, menos peleón, más joven, inactivo... Una moneda al aire, en las actuales circunstancias. Y ese es el puesto decisivo; el mediocentro hace menos falta. A los demás, la verdad, no los conozco apenas.

    Beñat rinde más cuando juega en ataque como mediocentro. De interior, y más sin un mediapunta por delante, baja bastante. Es cierto que tiene carencias defensivas para mediocentro puro, pero como interior (casi mediapunta) le falta gente por delante y se le ve que en conducción no funciona. Me parece que va a jugar poquito, porque Iturraspe le ha ganado el puesto.

    Parece que se ha ganado un poco de empaque defensivo, sí. Buena cosa. ;)

    ResponderEliminar